Electroacupuntura para calmar la tormenta de citoquinas

Un equipo de investigadores dirigidos por neurocientíficos de la Facultad de Medicina de Harvard ha utilizado con éxito la acupuntura para disminuir la tormenta de citoquinas en ratones con inflamación sistémica mediante la activación de diferentes vías de señalización nerviosa. El estudio se ha publicado en el Journal Neuron.

 

Imagen: Freepik

 

“Nuestros hallazgos representan un paso importante en los esfuerzos en curso no sólo para comprender la neuroanatomía de la acupuntura, sino para identificar las formas de incorporarla al tratamiento de las enfermedades inflamatorias, incluida la sepsis”, afirma el investigador principal del estudio Qiufu Ma, profesor de neurobiología en el Instituto Blavatnik de la Facultad de Medicina de Harvard e investigador del Instituto de Cáncer Dana-Farber.

                                                                                                                                                                                                         Electroacupuntura y regulación del organismo

En el estudio, la estimulación con acupuntura influyó en la forma en que los animales enfrentaron la tormenta de citoquinas (la rápida liberación de grandes cantidades de moléculas que favorecen la inflamación).  Este fenómeno ha recibido mucha atención como una complicación de la Covid-19, aunque esta reacción inmunológica se puede producir en el marco de cualquier infección. Es conocida desde hace mucho tiempo por los médicos como una característica de la sepsis, que es una respuesta inflamatoria a la infección que puede dañar los órganos e incluso producir la muerte.

La estimulación con acupuntura desencadena la señalización nerviosa y regula la función de los órganos internos correspondientes a puntos de acupuntura específicos. Este estudio es un paso importante en el mapeo de la neuroanatomía de la acupuntura, afirma el equipo de investigación.

El Dr. Ma mostró curiosidad tras conocer como el uso de la acupuntura podía aliviar la inflamación sistémica al estimular el eje vagal-adrenal. Este eje es una vía de señalización nerviosa en la que el nervio vago lleva señales a las glándulas suprarrenales para que estas glándulas liberen dopamina. Esta curiosidad se vio intensificada cuando el Dr. Ma descubrió un trabajo que mostraba cómo la estimulación del nervio vago modulaba la actividad de las moléculas inflamatorias, disminuyendo así los síntomas de la artritis reumatoide.

                                                                                                                                                                                                               Resultados de la investigación actual

 Los investigadores utilizaron la electroacupuntura para realizar el experimento. Para ello, se centraron en dos tipos de células específicas:

– Las células cromafines de las glándulas suprarrenales, principales productoras de la adrenalina y noradrenalina (hormonas del estrés) y la dopamina.

– Las neuronas noradrenérgicas  del sistema nervioso periférico, directamente conectadas al bazo a través de abundantes fibras nerviosas, y liberan dopamina.

La adrenalina, noradrenalina y dopamina, según los investigadores, parecen desempeñar también un papel en la respuesta a la inflamación, una observación que ha sido confirmada en investigaciones anteriores y que ahora se reafirma en los experimentos del presente estudio.

En un conjunto de experimentos, los investigadores aplicaron electroacupuntura de baja intensidad (0,5 miliamperios) en el punto de acupuntura E36 – Zusanli (situado en las patas traseras) de los ratones con tormenta de citoquinas causada por una toxina bacteriana. Esta estimulación activó el eje vago-suprarrenal, induciendo la secreción de dopamina de las células cromafines de las glándulas suprarrenales. Los animales tratados de esta manera mostraron niveles más bajos de tres tipos clave de citoquinas inductoras de inflamación y tuvieron una mayor supervivencia que los animales de control  (el 60% por ciento de los animales tratados con acupuntura sobrevivieron, en comparación con el 20% de los animales no tratados).

En otro experimento, el equipo realizó una electroacupuntura de alta intensidad (3 miliamperios) en el mismo punto de la pata trasera, así como en el punto E25 – Tianshu (situado en el abdomen) de ratones con sepsis. La estimulación activó las fibras nerviosas noradrenérgicas del bazo.

Los animales tratados con acupuntura justo antes de desarrollar la tormenta de citoquinas, experimentaron niveles más bajos de inflamación durante la enfermedad posterior. Esta medida preventiva de estimulación de alta intensidad aumentó la supervivencia del 20% al 80%. Por el contrario, los animales que recibieron acupuntura después de la aparición de la enfermedad y durante el pico de la tormenta de citoquinas experimentaron una peor inflamación y una enfermedad de curso más grave. Estos hallazgos demuestran cómo el mismo estímulo podría producir resultados dramáticamente diferentes dependiendo de la ubicación, el momento y la intensidad.

                                                                                                                                                                                                     Electroacupuntura, una terapia a incluir en numerosos tratamientos

El Dr. Ma añadió que los hallazgos sugieren la posibilidad de que la electroacupuntura pueda algún día ser utilizada como una modalidad de tratamiento versátil, desde la terapia adjunta para la sepsis en la unidad de cuidados intensivos hasta un tratamiento más específico de la inflamación en lugares específicos, como en las enfermedades inflamatorias del tracto gastrointestinal.

Otro posible uso, dijo Ma, sería ayudar a modular la inflamación resultante de la terapia inmunológica contra el cáncer, que si bien salva vidas, a veces puede desencadenar una tormenta de citoquinas debido a la sobreestimulación del sistema inmunológico. La acupuntura ya se utiliza como parte del tratamiento integral del cáncer para ayudar a los pacientes a hacer frente a los efectos secundarios de la quimioterapia y otros tratamientos.

Fuente:

  • Harvard Medical School
  • Shenbin L et al: Somatotopic Organization and Intensity Dependence in Driving Distinct NPY-Expressing Sympathetic Pathways by Electroacupuncture. Neuron 2020 Aug 8;S0896-6273(20)30532-8.

 

En Sinergia Acupuntura te ayudamos a mejorar tu salud y tu calidad de vida.

Contacta en el teléfono 654 375 562 o en el correo electrónico info@alicanteacupuntura.com

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 La acupuntura y el resto de terapias que se realizan en Sinergia Acupuntura son técnicas parasanitarias complementarias a los tratamientos médicos habituales, no siendo sustitutivas de estos en ningún caso.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

Emilio J. Torregrosa. Técnico Superior en MTC (Fundación Europea de MTC). Miembro de Practitioner’s Register  nº 2760-11511. Miembro de Pan European Federation of Traditional Chinese Medicine Societies.

 

Deja un comentario

Conectado como Emilio J. Torregrosa. ¿Quieres salir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.