Breve historia de la acupuntura

acupuntura ansiedad

Para explicar el origen de la acupuntura, debemos remontarnos a una época anterior al desarrollo del Neolítico, la Edad de Piedra. Efectivamente, las primeras agujas empleadas para estimular puntos concretos del cuerpo fueron punzones de piedra y recibían el nombre de “bian”.  Tendremos que esperar hasta la Edad de Bronce y de Hierro para dar con la fórmula de las agujas metálicas que conocemos a día de hoy. La acupuntura tradicional tiene el nombre en chino de 针灸 Zhēnjiŭ (aguja de metal y fuego), y se refiere conjuntamente a la técnica de inserción de agujas y a la moxibustión (técnica consistente en la aplicación de calor mediante ignición de moxa, que se fabrica mediante el enrollado de hojas de Artemisa vulgaris en forma de puro) sin tocar la piel en los puntos de acupuntura y zonas tendinomusculares, teniendo constancia de los primeros registros escritos en el Zhuozhuan, obra del confucionismo que abarca desde el 722 al 464 a.C

“Huangdi NeiJing” (Canon Interno del Emperador Amarillo) es un Manual de Medicina Interna que data de unos 500 años a.C. y constituye la obra más antigua sobre medicina que se conoce. Se divide en dos partes, el “Su Wen” (preguntas básicas) y el “Ling Shu” (pivote espiritual). En ella se detallan por primera vez los meridianos y puntos de acupuntura así como los principios del diagnóstico, etiología y patología de las enfermedades, principios de tratamiento, técnicas de inserción y manipulación de las agujas, preservación de la salud, etc.  y de como la adaptación a los ritmos de la naturaleza en una visión temporal cíclica pueden contribuir al mantenimiento de la salud, a la vez que analiza de esta forma las relaciones entre órganos y visceras, estructuras y funciones del organismo. Tras él, se escribieron otros libros, como el  Canon de las Dificultades (Nan Jing), el Tratado sobre las Enfermedades Febriles (Shang Han Lung), el Clásico del Pulso (Mai Jing), etc. Los documentos históricos corroboran que la Medicina China se extendió hacia Corea en el siglo VI.

Para que se extendiera por Europa, los primeros conocimientos que llegaron lo hicieron a través de la Ruta de la Seda, y algunos de sus procedimientos quedaron marcados en la medicina árabe, aunque no fue introducida en Europa hasta el siglo XVII, cuando  el médico Holandés Willem Ten Rhyne la describió por primera vez a su vuelta de un viaje a Nagasaki, escribiendo en 1683 la obra Dissertatio de Arthride, mantissa schematica de Acupuntura, siendo este uno de los primeros libros sobre acupuntura aparecidos en Occidente. En el siglo XVII, los jesuitas franceses y suizos (el padre Hervieu, y Du Halde, entre otros) publicaron los primeros textos en lengua occidental sobre acupuntura.  En 1810, el Dr. Berlioz de la Escuela de Medicina de París utilizó la acupuntura como tratamiento del dolor abdominal que padecía una mujer jóven, siendo este el primer caso registrado del uso de la acupuntura en Occidente. John Churchill, primer acupuntor británico publicó un artículo sobre el uso de la acupuntura en el tratamiento del reumatismo y timpanismo. John Elliston, quien fue médico del St. Thomas Hospital en Inglaterra publicó un artículo en 1827 en la prestigiosa revista The Lancet acerca de 42 casos de reumatismo tratados con acupuntura, donde concluía que la acupuntura es eficaz y fiable para tratar este tipo de dolencias. La primera visita de Richard Nixon a China en 1972 propició que médicos occidentales  acudieran al país para conocer la aplicación de la técnica. Hoy en día la OMS promueve el desarrollo de la acupuntura, tanto a nivel práctico, como de investigación.

Cada vez son más los estudios científicos, ensayos clínicos, revisiones sistemáticas y meta-análisis publicados en prestigiosas revistas de divulgación científica que muestran la efectividad, seguridad y bajo coste de la acupuntura, planteándose así como una alternativa segura y eficaz para el tratamiento de numerosas enfermedades, de forma complementaria al tratamiento médico habitual.

Para saber más llama al 654 375 562 o contacta en info@alicanteacupuntura.com

Fuentes:

Acupuntura, electroacupuntura, moxibustión y técnicas relacionadas en el tratamiento del dolor

Xinghua, B: Acupuntura, el holismo invisible. Fundación Europea de MTC. 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.