Tratamiento del dolor crónico con acupuntura

La acupuntura es la técnica de la Medicina Tradicional China más conocida en Occidente. Consiste en la inserción de agujas muy finas, estériles y de un solo uso en puntos anatómicos específicos de la superficie corporal en función de la enfermedad o dolencia a tratar.

 

 

 

La acupuntura incluye diferentes técnicas de estimulación de las agujas, que pueden ser manipuladas de forma manual, o bien mediante electroacupuntura, moxibustión, o auriculoterapia. El uso de acupuntura incluye, entre otros muchos, una amplia gama de trastornos cuya manifestación más relevante es el dolor crónico.

                                                                                                                                                                                                                    Técnica de acupuntura y tratamiento

Durante la aplicación de acupuntura, se considera imprescindible la obtención del llamado De Qi, que es una sensación de distensión, hormigueo, adormecimiento, pesadez, etc.  en el punto de inserción. Las agujas se mantienen durante unos 30 minutos, y la inserción, manipulación y retiro de las mismas se realiza según la patología subyacente. Esto se hace en condiciones asépticas, y con material de uso único y desechable para garantizar la máxima seguridad al paciente.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                En general, se requieren entre 6 a 10 sesiones con una frecuencia de una a dos veces por semana, en función del problema que presente el paciente, para lograr una respuesta óptima al tratamiento.  Normalmente a las pocas sesiones suelen observarse  cambios significativos en forma de buenos resultados.

                                                                                                                                                                                                            Acupuntura para el dolor crónico

La acupuntura como técnica complementaria para el tratamiento del dolor crónico requiere de ciertas condiciones, a fin de respetar la rigurosidad y protocolización de los tratamientos:

  • Es conveniente contar con un diagnóstico de base previo al inicio de la terapia. De esta forma, el paciente se puede beneficiar de los tratamientos de la medicina occidental y sobretodo se evitará la posible demora en el diagnóstico de algún cuadro potencialmente grave.
  • El paciente no debe interrumpir el tratamiento pautado por su médico. Este puede consistir en fisioterapia, así como tratamiento psicológico y/o psiquiátrico además de la medicación.
  • La acupuntura y sus diferentes técnicas deben entenderse como complementarias en el proceso de curación.

Mecanismos fisiológicos de la acupuntura en la analgesia

El simple hecho de colocar una aguja en el punto de acupuntura produce efectos locales, como la liberación de ATP, del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), de sustancia P y efectos en regiones próximas, como el aumento local del riego sanguíneo y la liberación de endorfinas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     También se han descrito efectos de inhibición segmentaria a nivel medular, demostrados en humanos. Este hecho es parecido a los efectos ocasionados en la técnica de punción seca sobre puntos gatillo empleados en fisioterapia. Incluso un porcentaje no despreciable de puntos de inserción son compartidos por ambas modalidades de tratamiento.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 La evidencia obtenida en ensayos clínicos, tanto en animales como en humanos, demuestran que la acupuntura involucra mecanismos complejos en diferentes niveles del sistema nervioso central y periférico. De esta manera se ha comprobado que la acupuntura aumenta el umbral del dolor debido a la activación del sistema analgésico endógeno, aumentando los niveles de algunos opioides endógenos y/o neurotransmisores como la serotonina. En cuanto a la electroacupuntura, los estudios muestran que la estimulación con frecuencias bajas induce la liberación de encefalinas y beta-endorfinas, mientras que la estimulación con frecuencias altas induce la liberación de dinorfinas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Algunos ensayos de tipo inmunocitoquímico han reportado que la acupuntura activa el eje hipotálamo-hipófisis-adrenocortical.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               La acupuntura puede modular el procesamiento central del dolor a través de la actividad del hipotálamo, quien cumple una función central en la analgesia a través de la acupuntura. Este hallazgo se produjo a través de estudios mediante neuroimágenes (RNM funcional, PET y SPECT), que mostraron que existe una superposición significativa entre las vías del sistema nervioso central del dolor y la acupuntura.

                                                                                                                                                                                                                Indicaciones de la acupuntura

La OMS recomienda el uso de la acupuntura en diversas enfermedades.  En el año 1996, se realizó una clasificación de sus indicaciones según el grado de evidencia existente en aquel momento.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 La Sociedad Alemana de Acupuntura reconoce la utilidad de la acupuntura en trastornos locomotores, enfermedades neurológicas, cardiovasculares, ginecológicas, gastrointestinales, respiratorias, dermatológicas, oftalmológicas y misceláneas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 La Food and Drug Administration (FDA) de EEUU indica la acupuntura en el tratamiento del dolor, alergia y asma. También en el tratamiento de rehabilitación en accidentes cerebro vasculares y en adicciones, mientras que el National Institute of Health afirma que la acupuntura está indicada en náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia, odontalgia, cefaleas (migraña, cefalea tensional), lumbalgia, asma, dolor menstrual, fibromialgia y dolor miofascial. Otras revisiones muestran su efectividad

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Fuente:

 

En Sinergia Acupuntura puedes mejorar tu salud y tu calidad de vida.

Contacta en el teléfono 654 375 562 o en el correo electrónico info@alicanteacupuntura.com

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 La acupuntura y el resto de terapias que se realizan en Sinergia Acupuntura son técnicas parasanitarias complementarias a los tratamientos médicos habituales, no siendo sustitutivas de estos en ningún caso.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

 

Emilio J. Torregrosa. Técnico Superior en MTC (Fundación Europea de MTC). Miembro de Practitioner’s Register  nº 2760-11511. Miembro de Pan European Federation of Traditional Chinese Medicine Societies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.