Tratamiento del insomnio con acupuntura.

woman-918981_1920

El insomnio es una condición que implica descenso en la calidad y/o cantidad del sueño, pudiendo producirse por dificultad en conciliar el sueño, despertar durante la noche y tener dificultad para volver a dormir, o despertar demasiado temprano por la mañana siendo difícil volver a conciliar el sueño. Suele tener como consecuencia sensación de no haber descansado de forma suficiente una vez que la persona se levanta por la mañana.  Puede tener carácter puntual o convertirse en crónico.

Hay ciertos hábitos que pueden dificultar el dormir de forma adecuada, suficiente y reparadora, como no tener una rutina de horarios de ir a dormir y levantarse, realizar largas siestas, tener turnos laborales en los que se trabaja hasta llegar la tarde-noche o nocturnos, así como el sedentarismo. Un hábito recientemente instaurado en nuestra sociedad, como es el uso de dispositivos electrónicos antes de ir a dormir (ordenadores, tablets, smartphones…) puede dificultar el sueño y la calidad del mismo, debido a la incidencia de la luz azul que emiten en el descenso de la secreción de melatonina, hormona producida por la glándula pineal que ayuda a regular el ritmo circadiano (reloj biológico)  en función de los patrones de luz entre otras funciones, tal y como refieren estudios recientes(1), (2).

El consumo ciertas sustancias en exceso o cerca de la hora de dormir como el alcohol(3), tabaco(4) o sustancias estimulantes como la cafeína pueden aumentar el tiempo que se tarda en conciliar el sueño así como la continuidad del mismo durante la noche.  El uso cada vez más común de fármacos hipnóticos y benzodiacepinas puede tener efectos eficaces facilitadores del sueño a corto plazo, aunque se recomienda que dicho uso se reserve en casos en los que no pueden utilizarse otras alternativas, restringiendo su utilización a períodos cortos (4 semanas) o usarlos de forma intermitente empleando la dosis mínima eficaz, debido a los problemas asociados a su uso: dependencia, tolerancia creciente al efecto hipnótico, eficacia dudosa a largo plazo, toxicidad en sobredosis (potenciada con el consumo de alcohol), efecto rebote de insomnio asociado a la supresión de su administración, y efectos secundarios y tóxicos como ataxia, amnesia, vértigo, disartria, incoordinación motora, sedación al día siguiente y desinhibición(5).

La Medicina Tradicional China identifica diferentes etiologías que pueden causar el insomnio, prevaleciendo las causas emocionales (como la preocupación y reflexión excesivas, ira, sentimientos de culpa), el exceso de trabajo sin descanso adecuado y/o en condiciones de intenso estrés, “Vesícula Biliar tímida” que se refiere al concepto de debilidad constitucional del corazón y la vesícula biliar, dieta irregular, pérdida excesiva de sangre durante el parto, calor residual acumulado en el cuerpo y actividad sexual excesiva en los hombres(6). Se identifican también diferentes patrones de desequilibrio en las funciones fisiológicas del organismo que pueden dar lugar a insomnio  y que pueden ser averiguadas en la consulta mediante un completo diagnóstico a fin de recomendar el tratamiento adecuado.

Acupuntura e Insomnio

La acupuntura puede ser una técnica eficaz y segura en el tratamiento del insomnio según reconoce la OMS. Su mecanismo de acción está involucrado en la modulación de la actividad de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, así como contribuye en la regulación de neurotransmisores y factores hormonales como endorfinas, serotonina, norepinefrina, hormona adenocorticotrópica, cortisol, acetilcolina, melatonina, sustancia P, ácido gamma-aminobutírico y óxido nítrico, sustancias que juegan un gran papel en la regulación del sueño, en la función cortical, el eje hipotálamo – hipofisiario y los reflejos somatoviscerales (7).  Asimismo puede producir cambios en las respuestas de los opiáceos endógenos que transmiten y modulan las señales neuronales(8).  Se han reportado también los efectos de la acupuntura en el incremento de la secreción en particular de melatonina reduciendo el insomnio y la ansiedad(9).  Según los resultados de un meta – análisis, la acupuntura real mostró mejores efectos en el tratamiento del insomnio en cuanto a la calidad y duración del sueño que la medicación, siendo la combinación de ambas más efectiva que la intervención con una única técnica(10).

La acupuntura junto a una revisión  y modificación de ciertos hábitos por tanto puede ser una técnica eficaz y segura con efectos duraderos en la mejora de los síntomas del insomnio, así como en el equilibrio de los desajustes orgánicos que pueden originar el mismo, proporcionando a las personas que lo padecen una mejor calidad de vida.

Referencias bibliográficas:

  1. Figueiro, M.G., Wood, B., Plitnick, B., Rea, M.S.: The impact of light from computer monitors on melatonin levels in college students. Neuro Endocrinology Letters. 2011.
  2. Figueiro, M.G., Wood, B., Plitnick, B., Rea, M.S.: Light level and duration of exposure determine the impact of self-luminous tablets on melatonin suppression. Applied Ergonomics. 2013.
  3. Balaguer, C., Palou, A., Alonso-Fernández, A.: Tabaco y trastornos del sueño. Archivos de Bronconeumología. 2009.
  4. Ebrahim, I.O., Shapiro, C.M., Williams, A.J., Fenwick, P.B.: Alcohol and sleep I: effects on normal sleep. Alcoholism, clinical and experimental research. 2013.
  5. Fernández, P.L.: Farmacología Básica y Clínica. Editorial Médica Panamericana. Madrid. 2009.
  6. Maciocia, G.: La psique en Medicina China. Eselvier España. Barcelona. 2011.
  7. Huang, W., Kutner, N., Bliwise, D.L.: Autonomic activation in insomnia: The case for acupuncture. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2011.
  8. Cassidy, C.M.: Contemporary chinese medicine and acupuncture. Churchill Livingstone. Pennsylvania (USA). 2002.
  9. Warren, M.A. et al: Acupuncture increases nocturnal melatonin secretion and reduces insomnia and anxiety: a preliminary report. The Journal of Neuropsychiatry & Clinical Neurosciences. 2004.
  10. Cao, H., Pan, X., Li, H., Liu, J.: Acupuncture for treatment of insomnia: A systematic review of randomized controlled trials. Journal of Alternative and Complementary Medicine. 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.